Correcto cuidado en la piel de los hombres: #1 Lavado de cara y cuerpo

Un hombre bien arreglado toma la cantidad de tiempo adecuada para lucir lo mejor posible y no pasa por alto ninguna parte de sí mismo, incluida su piel. Y por qué no, la piel es nuestro órgano más grande y ocupa el 16% de nuestro cuerpo total.

Entonces, ya sea en la piel de la cara, las manos o en otras partes de su cuerpo, se necesita un cuidado constante para verse bien y mantenerse saludable. El enfoque de esta publicación es sobre el cuidado de la piel de los hombres y todos sus componentes: desde lavarse la cara, usar cremas hidratantes, hasta elegir estilos de vida que mejoren la salud de la piel.

Creemos que la siguiente guía para el cuidado de la piel te ayudará a desarrollar una rutina diaria que te permita verte y sentirte bien.

Así que comencemos

Lo básico para el cuidado de la piel

Básicamente, podemos dividir el cuidado de la piel de los hombres en cuatro componentes:

- Lavado de cara y cuerpo
- Exfoliación
- Hidratación
- Protección solar

Así que hoy comenzaremos con el punto número 1 y es el lavado de cara y cuerpo.

 

Lavando la cara

Entonces, hablemos un poco acerca de lavarte la cara, el primer paso en el cuidado facial de los hombres. Si eres como muchos hombres, lavarte la cara conlleva:

  1. Enjabonar tu piel facial con la misma pastilla de jabón que usas en tu cuerpo o manos, especialmente si es la pastilla de jabón en tu ducha.
  2. Enjuagar el jabón bajo un chorro de agua caliente.
  3. Frotarse la cara seca con una toalla.

Ese es el método probado y verdadero, ¿verdad? Bueno, si bien es cierto que está bien probado, no es la forma "verdadera" de cuidar la piel de la cara, incluso si, técnicamente, tu cara queda algo limpia. Este es el por qué:

  • Una barra típica de jabón tiene una alta alcalinidad. Tu piel, por su parte, es ligeramente ácida. La diferencia en el pH puede provocar bacterias que causan el acné y hacen que tu piel facial se sienta seca e irritada. Muchos hombres cometen el error de pensar que un jabón "más fuerte" es su mejor opción cuando un jabón fuerte de alta alcalinidad solo resalta sus problemas de la piel facial.
  • Los jabones corporales pueden despojar la piel de los aceites; esto hace que tu cara se vea grasosa.
  • ¿Desea usar el mismo jabón que usó “ahí abajo” para limpiar también su cara? ¿Y qué pasa si tienes un compañero de cuarto o alguien que usa la misma barra de jabón? … desagradable ¿verdad?

 

Alternativas al jabón tradicional

La buena noticia es que hay limpiadores faciales para cuidar tu piel y lavarte la cara. Como, por ejemplo, el jabón de carbón activo de Mel Bros Co o el Jabón lavanda + salvia de Proyecto Botánico Estos crean una espuma agradable cuando se masajean en la cara húmeda, limpiándola y cuidándola.

    

Entre las muchas razones por las que todos deberíamos usar un limpiador facial, en lugar de un jabón tradicional, es que los primeros no solo eliminan la suciedad y el aceite de la cara, sino que también nos dejan con una sensación de limpieza, no de sequedad.

Quizás lo más importante, sin embargo, es que los jabones de barra corporal son más duros y contienen más detergentes (que pueden irritar la piel del rostro) que los limpiadores faciales. Un error muy común es pensar que un afeitado que irrita la piel se debe a las malas cuchillas o la rasuradora, pero la forma en que se limpia la cara puede ser el verdadero culpable.

Con esta información ya estás listo para lavar tu cara correctamente.

¿Cómo se debe lavar la cara?

Hemos establecido que hay una manera incorrecta de lavarnos la cara, pero también hay una correcta y esta es:

1.    Lavamos la cara dos veces al día, preferiblemente por la mañana y por la noche antes de irse a la cama. Si lo hacemos, evitaremos los poros tapados y otros problemas de la piel.

2.    No nos lavamos la cara hasta que primero nos hayamos lavado las manos. Las manos sucias significan que frotaremos la suciedad y las bacterias directamente en nuestra cara.

3.    Mojamos la cara con agua tibia antes de aplicar jabón u otro limpiador en la piel. Hay que asegurarnos de que el agua no esté demasiado caliente.

4.    Frotamos una pequeña cantidad del limpiador facial en la cara (no hay necesidad de desperdiciar innecesariamente el producto). Aplicamos en la cara, la frente y debajo de la barbilla, para esto hacemos movimientos lentos, constantes, circulares.

5.    Enjuagamos la cara con agua tibia.

6.    Secamos la cara dándole palmaditas, NO FROTÁNDOLA, con una toalla limpia y suave.

 

Lavando el cuerpo

Hay muchas similitudes entre cuidar la piel de la cara y la piel del cuerpo. Pero también hay algunas diferencias, por lo que vamos a tener una visión más amplia del lavado del cuerpo, en particular el qué si se debe hacer y el qué no hacer.

Encontremos el jabón adecuado para el tipo de piel de nuestro cuerpo; tranquilo aquí te ayudamos también con eso:

  • Si nuestra piel es grasa, elegimos un jabón a base de agua. También buscamos e uno que no obstruya los poros (en la parte trasera suela decir esta información)
  • Cuidado si tenemos la piel seca. Los jabones en barra tienen más alcalinidad y pueden secar nuestra piel.
    Entonces aquí tenemos 2 opciones:
  1. Jabón liquido
  2. Complementar el jabón en barra con humectantes y otros elementos hidratantes, como los aceites naturales.
  • Los hombres con piel sensible deben buscar jabones que no contengan fragancias ni conservantes.

¿Cómo se debe lavar el cuerpo?

1.    Ajustamos el agua; siempre hay un tema de debate de qué es mejor si agua fría o caliente. Versión resumida: para comenzar el día es mejor agua fría y para irnos a descansar es mejor agua caliente (más adelante crearemos un artículo con este tema).

2.    Aplicamos el jabón en un estropajo y comenzamos a jabonar de la parte superior y vamos descendiendo, así evitamos que las bacterias caigan en zonas que ya no vamos a limpiar.

3.    Enjuagamos de preferencia con agua tibia, así preparamos al cuerpo para salir a temperatura ambiente.

4.    Secamos el cuerpo haciendo ligeras palmadas con la toalla; al igual que la cara NO FROTAMOS.

5.    Lo ideal es terminar el proceso aplicando crema humectante en el cuerpo (la de tu novia o esposa NO valen), las cremas humectantes para hombres suelen ser de un mayor precio por una muy buena razón. Nuestra piel es más gruesa y la crema necesita propiedades distintas para poder humectar.

 

Con esta información ya estás preparado para comenzar con el hábito de cuidar correctamente tu piel; recuerda que esta es la primera parte de 4 y todas son importantes para verte y sentirte bien; quizás no solo por un tema de estética, sino también por un tema de salud.

Recuerda que puedes ver más productos para el cuidado de tu piel.

Escribir un comentario